Quantcast
Home About PERL PERL Features Core Content Custom Content Promoting Your Brand Testimonials



Search Language
Browse
Medical Illustrations
Medical Exhibits
Medical Animations
Medical Animation Titles
Patient Health Articles
Interactive
Most Recent Uploads
Medical Specialties
Anesthesiology
Cancer
Cardiology
Endocrinology
Gastroenterology
Health & Fitness
Infectious Diseases
Neonatology
Neurology/Neurosurgery
Ob/Gyn
Occupational Medicine
Ophthalmology
Orthopedics
Otolaryngology
Pathology
Pediatrics
Pulmonary Medicine
Radiology
Rheumatology
Surgery
Urology/Nephrology
Body Systems/Regions
Anatomy & Physiology
Diseases & Conditions
Diagnostics & Surgery
Cells & Tissues
Cardiovascular System
Digestive System
Lymphatic System
Muscular System
Nervous System
Reproductive System
Respiratory System
Skeletal System
Abdomen
Back and Spine
Foot and Ankle
Hand and Wrist
Head and Neck
Hip
Knee
Shoulder
Thorax
Arm
Account
Administrator Login
Lesión cerebral traumáticalLeve - Medical Animation
 
You will need the free Flash Player plugin (version 9 or above) to view this animation.
ANH12059es Elite  Enlarge Share
Lesión cerebral traumáticalLeve - Medical Animation
MEDICAL ANIMATION TRANSCRIPT:
El cerebro es la parte más compleja del cuerpo humano. Este órgano de 1,36 kilos es la sede de la inteligencia, la base de datos de los recuerdos, intérprete de los sentidos y director de todos los movimientos. Recostado en su estructura ósea y bañado por un líquido protector, el cerebro es también el órgano más frágil en el cuerpo, con la misma textura y consistencia de una gelatina. Dentro del cerebro hay más de cien mil millones de células nerviosas, llamadas neuronas, enviando señales eléctricas y químicas que van y vienen en el cuerpo. Cada neurona tiene un cuerpo celular, una larga fibra nerviosa llamada axón y proyecciones de cuerpos celulares llamados dendritas. Las dendritas sobresalen del cuerpo celular para recibir mensajes de otras células nerviosas. Los axones en el cerebro conectan las neuronas entre sí, lo cual, a su vez, da como resultado amplias interconexiones con otras áreas cerebrales. Debido a que el cerebro y sus células nerviosas son muy frágiles, los movimientos rápidos y repentinos de la cabeza pueden causar lesiones. Durante una lesión como tal, llamada lesión de golpe y contragolpe o de aceleración-desaceleración, el cerebro rebota una y otra vez contra la pared ósea interior del cráneo. En las lesiones de golpe y contragolpe a gran velocidad, el impacto puede ser lo suficientemente violento como para causar hinchazón y moretón en el tejido cerebral, llamado contusión. Sin embargo, en casos donde hay baja velocidad en las lesiones de golpe y contragolpe, el daño resultante no puede ser visible a simple vista. Mientras el cerebro se mueve una y otra vez en el cráneo, las áreas de densidad variada en el cerebro se deslizan unas a otras en diferentes velocidades. Los axones, al cruzar estas intersecciones, experimentan grandes fuerzas de cizallamiento, provocando su estiramiento y separación del cuerpo celular. Este evento se llama cizallamiento axonal o lesión axonal difusa. El daño cerebral puede continuar por horas o días luego de la lesión inicial. El daño de los axones puede llevar a colapsar la comunicación entre las neuronas del cerebro. El desgarre de los axones se degenera rápidamente, liberando niveles tóxicos de químicos llamados neurotransmisores en el espacio extracelular. A su vez, muchas de las neuronas circundantes se empiezan a morir dentro de las siguientes 24 a 48 horas, empeorando los efectos iniciales de la lesión. Casos leves a moderados de lesión axonal difusa -DAI por sus siglas en inglés- pueden resultar en síntomas como breve pérdida de la conciencia, memoria a largo plazo dañada, habilidad para la solución de problemas reducida, inhibición social menor y problemas con atención y percepción. Los casos graves de lesión axonal difusa pueden resultar en coma o estado vegetal persistente. En los Estados Unidos, más de un millón de casos de lesiones cerebrales traumáticas leves, incluyendo la lesión axonal difusa, son reportados cada año. De este número, más de 300.000 pacientes sufren efectos a largo plazo por el daño. La tomografía computarizada o TC y la imagen por resonancia magnética o IRM son exámenes que se pueden realizar para revisar la lesión cerebral traumática leve Los resultados de estos exámenes normalmente muestran una lectura normal. Por lo tanto, los médicos deben confiar en la historia del paciente y en un exámen clínico para diagnosticar una lesión cerebral traumática leve.

This exhibit is available in these languages: